12 consejos para hacer compras online seguras

12 consejos para hacer compras online seguras - BTODigital Colombia

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Hoy más que nunca, el comercio online ocupa un lugar muy importante en el día a día de la economía mundial. De hecho, según BigCommerce, el 22% de las ventas minoristas globales serán gracias al comercio electrónico para 2023. Estos números siguen creciendo con la expansión del internet. 

En vista de este crecimiento, es necesario que todos sepamos cómo hacer compras seguras en internet y tener una experiencia digital satisfactoria.

Cada día, la experiencia del usuario o UX es más importante y la seguridad en línea es una de las grandes preocupaciones de los internautas, quienes desconfían de las marcas que no les aseguren que sus datos están bien resguardados.

Sin embargo, también es responsabilidad de los usuarios utilizar buenas prácticas al comprar en línea para que sus datos personales y financieros no caigan en manos malintencionadas.

Nuestros consejos para compras online seguras

A medida que crece el comercio electrónico a nivel mundial, también nacen nuevas formas de estafar, robar datos e identidades. Por eso, como cliente, es muy importante que te cuides en la web. Puedes lograrlo aplicando estos consejos:

  1. Protege tu computador: antes de comprar asegúrate de tener tu equipo seguro, actualizado y de tener instalado un buen antivirus.
  2. Comprueba la seguridad de la página web: esto significa asegurarte de que la URL es segura (https).
  3. Lee las reseñas y opiniones de los clientes en sus redes sociales, foros y posts. Esto te permitirá saber una opinión imparcial del producto.
  4. Compara precios: si esa no es la única página web que vende el producto, consulta los precios. Un precio demasiado bajo es mala señal.
  5. Lee la letra pequeña: infórmate sobre los términos y condiciones de las compras y lee muy bien la información legal de la tienda. Esto además te permitirá devolver o cambiar el producto en caso de daños.
  6. Usa medios de pago seguros: la tienda debería contar con un botón de pagos y una pasarela o medio de pagos legal y reconocido, como PayPal, por ejemplo.
  7. Usa una red segura: la información transmitida a través de conexiones públicas puede ser capturada fácilmente por un hacker. Por eso, lo mejor es realizar compras u operaciones a través de una red segura.
  8. Da solo los datos necesarios: si te extraña que te pidan algún dato personal para efectuar la compra, no lo hagas y revisa si estás en el sitio correcto.
  9. Revisa periódicamente los movimientos de tu tarjeta de crédito: si alguno te resulta sospechoso, ponte en contacto con tu banco, puede que hayas sido víctima de un robo de identidad.
  10. No caigas en correos maliciosos: revisa el remitente, enlaces y archivos adjuntos de tus correos. Esta es una de las vías más usadas para el robo de datos.
  11. Mantente informado: constantemente surgen nuevas formas de estafar y robar datos sensibles. Mantente actualizado y de esta forma estarás prevenido para no convertirte en víctima.
  12. Comprueba los medios de contacto de la tienda: dirección física, teléfono y correo deben estar disponibles en el sitio web para poder contactar a los encargados en caso de dudas o preguntas.

5 formas más populares de fraude electrónico en la actualidad

De acuerdo con Forbes, el crecimiento actual del comercio electrónico ha sido la oportunidad para nuevas y conocidas formas de fraude que encuentran víctimas tanto en los comercios como en los clientes. Las más populares son: 

Chargebacks o devoluciones de cargo: es uno de los tipos de fraude más caros que experimentará un minorista en línea. Es una técnica que a menudo conduce a tarifas adicionales, pérdida de inventario, servicios e incluso puede hacer que no puedan aceptar un tipo específico de tarjeta de crédito. Las devoluciones de cargo pueden ser el resultado de un fraude criminal o amistoso. En cualquier caso, son costosas y requieren una cantidad excesiva de tiempo y costo para resolverse.

El fraude amistoso aumenta a medida que un sitio de comercio electrónico o minorista en línea genera más ingresos y puede representar entre el 40% y el 80% de todas las pérdidas por fraude. También conocido como Fraude de Primera Parte, ocurre cuando los clientes solicitan reembolsos de sus bancos emisores, alegando que las transacciones en los extractos de tarjetas de crédito son fraudulentas. En lugar de ponerse en contacto con la empresa donde se realizó una compra, el consumidor simplemente llama a su banco, que, al carecer de información de verificación, reembolsa y emite una devolución de cargo a la empresa. Puede ser accidental o intencional.

El relleno de credenciales es el uso de intentos de inicio de sesión masivo para verificar la validez de los pares de nombre de usuario / contraseña robados. Esta información se utiliza para hacerse cargo de las cuentas.

Por su parte, Streaming Potluck es una técnica en la que cada miembro de un grupo trae su cuenta para un servicio de transmisión y la comparte. Cada miembro del grupo tiene acceso a todos los servicios. Dependiendo del modelo de negocio del proveedor de servicios, el intercambio no autorizado de cuentas puede causar pérdida de ingresos.

La adquisición de cuenta (ATO) está muy extendida en todas las áreas del comercio electrónico en la actualidad. La industria de los juegos en línea depende de las aprobaciones en tiempo real de pequeñas cantidades para mantener a los jugadores interesados. Estas transacciones deben ser aprobadas casi instantáneamente y a escala para que un juego tenga éxito financiero. Afortunadamente, existen soluciones de prevención de fraude que pueden analizar una transacción en menos de un segundo para ver si es real o fraudulenta. De 2016 a 2017, las pérdidas por adquisición de cuenta (ATO) aumentaron 122% y alcanzaron los 9 mil millones de dólares en 2019.

Si eres comerciante y quieres darles a tus clientes la experiencia más segura y satisfactoria, asegúrate de:

  1. Contar con los certificados legales que avalan tu actividad en el país donde te encuentras.
  2. Ofrecer varias opciones de pago y utilizar pasarelas y plataformas confiables y reconocidas.
  3. Mantén tus perfiles en redes sociales actualizados y brinda respuestas rápidas y amables. De esta forma, tendrás más confianza de clientes potenciales.
  4. Asegúrate de que tu web funciona a la perfección, que no tiene fallas de carga ni contenido.
  5. Cuenta con un buen equipo de atención al cliente y manejo de crisis. En caso de cometer algún error o ser víctimas de fraude, es muy importante dar respuesta a los clientes y hablar con honestidad.
  6. Sé claro con la información de los productos, marcas, precios, y condiciones legales de envío y devoluciones.

Sin duda, el comercio electrónico es una forma rápida y eficiente de comprar y vender en la web, pero también es la ventana para que personas malintencionadas roben datos y dinero tanto a clientes como a tiendas.

Prevenir estos daños es tarea de todos, por el bienestar y crecimiento del comercio online y la comodidad de las personas que confían en estas vías para hacer sus compras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Aprende sobre marketing digital con los contenidos que publicamos semanalmente. Deja tu mail y recibe la información en tu correo.

Contenidos relacionados

¿Quieres tener una estrategia de marketing de contenidos?

Podemos escribir tu blog empresarial.

Equipo de BTODigital Colombia 2020

Aprende

Marketing Digital

Hemos preparado muchos contenidos para que puedas aprender marketing digital.